user_mobilelogo
esenfrdeitptru

Duelo y pérdidas

Valora este artículo
(1 Voto)

Perdidas

 

DUELO Y PERDIDAS

El duelo es un proceso psicológico en el que se produce una adaptación, tras una pérdida significativa, como la muerte de un ser querido, la pérdida de un puesto de trabajo, de una mascota… Es una reacción normal y todo ser humano debe hacer un proceso de duelo para afrontar la pérdida y retomar la vida cotidiana. Este proceso de adaptación conlleva cambios a nivel físico, cognitivo y comportamental. Es un proceso doloroso y que se prolonga en el tiempo (normalmente, entre uno y seis meses), pero la duración exacta depende de múltiples factores.

En los casos del duelo por pérdida de un ser querido, influyen la edad de fallecido, cuál haya sido la causa de la muerte, si se ha producido una despedida o no antes de la muerte…

Para poder superar un duelo, en muchos casos será necesaria la psicoterapia (especialmente, en aquellos casos en que el duelo se enquiste y la persona no lo pueda resolver por sí misma). Esa terapia debe estar acompañada por la práctica habitual de algún tipo de ejercicio físico y un cambio en la rutina del día a día, por eso es importante tratar de establecer nuevas rutinas y hábitos para facilitar la adaptación.

Durante el proceso terapéutico es importante expresar emociones (sobre todo las de dolor, tristeza, rabia y enfado) y trabajar la relación con el objeto de la pérdida para poder elaborar adecuadamente la pérdida y superar la sensación de conflicto que se haya podido experimentar tras dicha pérdida.

Hay que buscar razones para seguir adelante con la vida. Es bueno tener un espacio para recordar el objeto perdido, ya que eso ayuda a asumir la pérdida.

Hay que considerar que el proceso de elaboración del duelo requiere tiempo. En este período es importante potenciar los recursos a nivel emocional, así como sentir el apoyo de su círculo social más íntimo.

TIPOS DE DUELO:

Duelo complicado: Se da cuando la pérdida es repentina e inesperada.

Duelo bloqueado: Sucede cuando no hay aceptación de le pérdida y se continúa la vida fingiendo que esa pérdida no ha ocurrido. Se evita la realización del duelo y se da un bloqueo a nivel emocional. Estas personas suelen tender a la acción para no tener que pensar y enfrentarse a lo sucedido.

Duelo desautorizado: Este tipo de duelo sucede cuando ha ocurrido una pérdida que, por motivos sociales, no puede ser contada y reconocida de forma natural. Este tipo de duelos se producen, por ejemplo, en el caso de relaciones de parejas homosexuales, en los casos donde la persona perdida tenía amantes, en el aborto o temas relacionados con determinadas enfermedades que en algunas sociedades están estigmatizadas… Son duelos que se viven con mucho dolor y sufrimiento porque no se pueden ver apoyados por los amigos ni la gente que tienen alrededor.

Duelo patológico: Se produce cuando, tras la pérdida, la persona interrumpe su vida ordinaria (a nivel personal, relacional, en el trabajo…) por el gran sufrimiento que está padeciendo. Se convierte en algo patológico cuando está situación se prolonga en el tiempo y no remite.

“La terapia es un viaje en el que se aprende mucho de cada uno, en el que la persona decide desnudarse y conocerse (hasta donde pueda), aceptarse y cambiar, para superar los obstáculos, liberarse y crecer”

- Si has llegado hasta aquí posiblemente estés buscando ayuda para afrontar determinadas situaciones que te hacen sufrir.
- La terapia va dirigida a la toma de conciencia con uno mismo, a conocerse mejor y entender qué necesidades tenemos, qué patrones de comportamiento nos limitan, y así poner en marcha otras maneras más beneficiosas de pensar, sentir y actuar.
- Se ha comprobado que la psicoterapia es un método muy eficaz, por si misma, para curar ciertos trastornos como obsesiones, ansiedad, angustia, miedos, fobias, inseguridad, timidez, bloqueos.

 

CitaOnline